JAVIER UNSHO

Nuestra naturaleza humana no nos permite ir más allá de cinco movimientos, sin importar lo lejos o lo cerca que nos desplacemos. Llamaré a mi camino Bio y el lugar en el que comencé a realizarlo fue el archipiélago de Japón. Hace 37 años inicié un recorrido en el que aún permanezco y que espero continuar hasta el último movimiento de mi vida.
La escuela ZEN fue mi primer hogar al lado de Taizan Maezumi Roshi, pionero del ZEN en los Estados Unidos y Shinyu Miyaura Roshi, Abad del Templo Antaiji en Japón. De ellos recibí mi formación y ordenación como monje. A través de la meditación recibí la paciencia y el control de la vida". De allí también nació el deseo de ayudar a todo aquel que sintiera dolor. Por esa época visité la escuela SHIATSU y tuve la oportunidad de practicar junto a Tokujiro Namikoshi Sensei y Shizuto Masunaga Sensei, ambos pioneros de esta práctica en el Japón. Mi búsqueda también me llevó a conocer a Koichi Tohei Sensei, quien Creó su propio método de ayuda para el cuerpo llamado KIATSU. Otra escuela que me llamó la atención en aquel entonces fue la SOTAI, creada por Keizo Hashimoto Sensei. Recién cumplidos diez años de práctica y dedicación, descubrí la escuela que le dio un giro a mi vida: Haruchika Noguchi Dai Sensei, creador único del SEITAI, fue quien a través de su esposa Akiko Noguchi y uno de sus discípulos más antiguos, Katsukichi Fujiyama Sensei, abrieron mi actual y único camino. Pareciera que hubiera sido ayer y ya han pasado 26 años cuando inicié emocionado éste, mi verdadero camino: así de fuerte es mi compromiso y dedicación con el SEITAI. Periódicamente visito Japón para profundizar y mantener vivo el legado único que dejó Haruchika Noguchi Dai Sensei.
A mi camino se le suman seis años de estudio plurianual de anatomía para el movimiento con José Luis Marín, en Valencia, España. Otras incursiones que he tenido con instituciones que investigan el cuerpo humano han aportado a todo este recorrido que sólo tiene una finalidad: la profundidad y el respeto por la existencia en toda su dimensión . En este momento, a mis 56 años apoyado por mi doble nacionalidad ; viajó por el mundo compartiendo mi misión, llamada 整体指導の会 SEITAI SHIDO NO KAI (Reunión para encaminar el SEITAI).
En Europa y América son muchas las personas que desean aprender SEITAI.

Javier Unsho.